MASAJES.png

Diferentes técnicas de masajes, especialmente desarrolladas para cada persona, brindan relajación, armonía, suavidad y equilibrio. Cuerpo y mente en una sana conjunción.

Masaje Sueco: masaje con crema perfumada con aceites esenciales. Puede ser relajante o descontracturante según la intensidad.

Masaje Shiatsu: técnica de masaje japonés, que significa presión con los dedos. Restablece la circulación de la energía en los meridianos, relaja, armoniza y flexibiliza los músculos y las articulaciones.

Masaje Geotermal: la combinación de piedras calientes y frías es ideal para relajar los músculos tensos: mejora la circulación, suaviza la piel, armoniza los chakras, otorgando una placentera sensación de relax.

Masaje Ayurvédico: masaje hindú realizado con aceite de almendras, aromatizado con gotitas de aceites esenciales de selección estimulante, calmante o armonizante. Proporciona un estado de equilibrio.

Masaje con Esferas Chinas: realizado con esferas sonoras, armoniza meridianos, desbloquea chakras, relaja la musculatura y aquieta la mente.

Reflexología: consiste en masaje en los pies, actúa sobre las zonas reflejas logrando un equilibrio sobre el cuerpo.  

Masaje Tailandés con Yoga: combina lo mejor del yoga y del masaje. Se realiza en colchoneta con vestimenta confortable. Está adaptado a las necesidades y deseos de cada persona. Puede proveer resultados sorprendentes en la reducción del estrés, el alivio de las incomodidades y crear profundos sentimientos de relajación.

Masaje de aceite