Japa Mala, la meditación con sonido

Actualizado: 26 oct

Mala significa "guirnalda" en sanscrito y Japa significa "repetición". En las culturas orientales es considerado un elemento sagrado y todo aquel que inicie esta practica también debe considerarla sagrada.

El Mala o rosario de meditación consiste en 108 cuentas, mas una cuenta mayor llamada Meru, en la cual no se repite el mantra. Algunas Malas poseen todas las cuentas del mismo tamaño, y otras, como la de la foto, poseen cuentas mas grandes en un extremo y se van achicando hasta llegar al otro externo, esto es para poder darnos cuenta cuando estamos por llegar al final, sin necesidad de mirar.

Las Malas pueden ser de diferentes materiales. Por ejemplo algunas son de madera sagrada de tulasi, como la de la foto, otras pueden ser de rudraksha o de cristales.


En cada una de estas cuentas se repite el manta, como por ejemplo el Maha Mantra:


Hare Krsna Hare Krsna

Krsna Krsna Hare Hare

Hare Rama Hare Rama

Rama Rama Hare Hare


Este es mantra que te recomiendo porque lleva los nombres de Dios



La etimología de la palabra "mantra" proviene de las raíces "man", que a su vez proviene de "manas", que significa mente; y "tra", proviene de "trayate", que significa liberación. El mantra es lo que nos permite la liberación de la mente. En la tradición Hindú, se suele comparar la mente con la trompa del elefante, sumamente inquieta. Si alguna vez has visto la trompa de un elefante y sus movimientos constantes, te darás cuenta de cuan real es esta comparación. En las aldeas de India se suelen llevar a los elefantes en las procesiones religiosas, por las calles. Las calles se encuentran llenas de puestos de verduras y frutas, esto suele ser muy atractivo para el elefante que con su trompa toma las frutas y se las lleva a la boca.

Pero el sabio cornac, que sabe como manejar al elefante, entonces, antes de que comience la peregrinación, le da una caña de bambú para que aferre. Entonces el elefante estara entretenido con su juguete y no le importaran las verduras y frutas de los puestos.

La mente es muy parecida, pasa la mayor parte del tiempo sin poder aferrarse a nada, si le damos el mantra será como la caña de bambú para la trompa de elefante.


Como practicar la meditación con la Mala


En primer lugar es importante delinear horario, lugar y tiempo.


Con respecto al horario, el momento adecuado es en la mañana temprano, si es posible antes del amanecer. Este momento se denomina Brahma Muhurta, y es un momento muy auspicioso, ya que prevalece la energía de la bondad y hace que se convierta en el mejor momento del día para meditar.


El lugar ideal es frente a un altar que puedes armar en algún lugar de tu hogar, evitando que sea la habitación. Puede ser un rincón en el living de tu casa. Ese pequeño espacio se ira cargando de tu energía en cada meditación y se convertirá en un lugar sagrado para ti.

Con respecto al tiempo, tienes que saber cuanto tiempo le vas a dedicar a la meditación, es decir cuantas vueltas vas a realizar. Porque así sabrás cuanto tiempo antes tendrás que levantarte.


Para obtener beneficios tanto físicos, mentales como espirituales debes saber que tienes que meditar todos los días con regularidad.


En le Bhagavad Gita capitulo 2 texto 58 dice:


"Aquel que es capaz de apartar los sentidos de los objetos de los sentidos, tal como la tortuga guarda las extremidades dentro del caparazón, tiene firmemente en su posesión el conocimiento perfecto."


Este verso del Bhagavad Gita lo elegí para describir la relación que existe en esta practica con el rosario de meditación y los sentidos, ya que los sentidos (y por ende la mente) están absortos en el proceso, lo cual además de mantener los sentidos concentrados en algo sagrado y puro, enseña a desarrollar, como dice mi maestro espiritual, un gusto superior; es decir contactarse con objetos de pureza. De esta forma, la mente, considerada el sexto sentido para el Yoga, se mantiene estable, porque los sentidos cierran sus puertas a los excesos de materia.


Cuando meditas con la Japa Mala tus cinco sentidos y la mente están activos, tu sentido del tacto en sentir las cuentas, tu sentido de la audición en escuchar el canto del mantra, tu sentido de la vista en las imágenes del altar, la lengua en pronunciación del mantra y tu sentido del olfato en el sahumerio (opcional). Asi es menos provable que te distraigas.


La actitud al recitar los mantras debería ser con un sentimiento sincero, de humildad, atención y respeto. De esta manera nos aseguramos que estamos realizando de manera correcta.


Entre las formas de recitarlo, existen tres maneras:


Vaikari: significa la pronunciación en voz alta, esta se utiliza en los principiantes, para despertar la mente al sonido del mantra.


Upanshu: es la forma de recitación en la modalidad de susurro, la misma es la que se escucha en los templos, es una forma de murmuración. La pronunciación debe ser clara.


Manasika: en la forma de recitación mental. Para esta modalidad es necesaria mucha concentración y estar absorto en la respiración conjuntamente con la repetición del mantra en la mente. Es muy relajante.


En la practica, si te agrada, enciende un sahumerio, siéntate sobre un almohadón, en el lugar de tu casa que hayas escogido, de ser posible con tu altar. Coloca tu columna larga y relaja los músculos del rostro y hombros. Respira suave unas cuantas veces antes de comenzar. Relaja tu mano izquierda sobre el muslo, toma el Mala con tu mano derecha, cada cuenta será tocada con el dedo mayor (segunda falange) y pulgar. En cada cuenta se repite el mantra hasta llegar al final, es decir la cuenta numero 108. Si deseas comenzar una nueva ronda comenzaras por la última que tocaste.


Te puedo ayudar a comenzar a meditar, si tienes alguna duda solo escríbeme

Si te gusto este articulo házmelo saber


HARE KRSNA



24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo