Nadi Sodhana Pranayama


Antes de comenzar a hablar de Nadi Sodhana tenemos que explicar que son los nadis. Según la anatomía del Yoga, nuestro cuerpo está surcado por 72.000 nadis. Nadi es una palabra sánscrita que significa tubos, por los cuales circula la energía. Son conductos exclusivamente sutiles. La cara interna de los mismos de denomina Sira, la intermedia Damani y la externa Nadi.

Los Yoguis sostienen que en el hombre ordinario estos conductos no son permeables a la energía pránica y por consiguiente la energía circula mal el en organismo. Como el prana es el motor esencial de nuestra vida física y mental, esta situación implica diversos desequilibrios psicofísicos.


Uno de los objetivos iniciales es asegurar la libre circulación de las energías pránicas en todos los niveles. Para esto también es importante la alimentación adecuada, práctica de asanas que mantengan abiertos los Nadis, una vida sencilla y en contacto con la naturaleza.


Entre los conductos importantes los Yoguis distinguen dos principales, a saber: Ida y Pingala. Ida es el conducto energético de la fosa nasal izquierda y Pingala es el que corresponde a la fosa nasal derecha.

Cada fosa nasal desempeña un papel particular, no son intercambiables. Es indispensable que ambas estén completamente libres y en buenas condiciones. Por eso, antes de comenzar los ejercicios de pranayama hay que practicar la limpieza de las fosas nasales, Neti, que la explicaré en otro artículo.

Los horarios más indicados son la mañana como también la tarde. Los pranayamas como también la práctica de Yoga requieren que se realicen en ayuna o por lo menos dejar pasar entre media hora o dos después de la comida. Es exclusivamente necesario mantener la columna recta durante todo el desarrollo del pranayama.


Técnica

Sentarse en la postura de Sukhasana (postura que tradicionalmente se conoce como canastita). Mano izquierda sobre la rodilla formando Jñana Mudra (unir el pulgar y el índice de manera de formar un círculo y estirar los otros tres dedos). Mano derecha, colocar dedos índice y mayor en el entrecejo. El pulgar se utiliza para tapar la fosa nasal derecha y los dedos anular y meñique tapan la fosa nasal izquierda.

1) Comienza exhalando todo el aire por ambas fosas nasales, con las manos preparadas para tapar la fosa nasal derecha.

2) Tapando la fosa nasal derecha, inhalar lenta y silenciosamente por la fosa nasal izquierda.

3) Al finalizar la inhalación, tapar las dos fosas nasales por dos o tres segundos.

4) Permaneciendo la fosa nasal izquierda tapada, exhalar por la fosa nasal derecha.

5) Cuando estén vacíos los pulmones, inhalar enseguida por la fosa nasal derecha.

6) Tapar ambas fosas nasales, esperar dos o tres segundos y destapar la fosa nasal izquierda para exhalar lentamente.

7) Inhalar lentamente por la misma fosa que exhala y así sucesivamente.

Es decir se exhala y se inhala por la misma cavidad nasal. Tapar. Y repetir del otro lado.


La cantidad de repeticiones está dada por la fatiga, ya sea de los pulmones o el brazo. Cuando se práctica regularmente se puede prolongar el ejercicio con menos fatiga. Para consultas y dudas podes escribirme al sitio web y con gusto te responderé.


Beneficios

La sangre recibe un mayor aporte de oxígeno en Nadi Sodhana que en la respiración normal. De modo que da sensación de frescura, los nervios se calman y se purifican. La mente se vuelve calma y lucida.


Hari Om


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Jala neti